lunes, abril 17, 2006

Homenaje a Julio César López

Especial para Confesiones
por Carlos Esteban Cana

En 1976 el poeta
Julio César López publicó
"Geografía del Vértigo",
paradigma en su trayectoria
poética. Un libro que el eminente
crítico Juan Martínez Capó elogió,
y del cual señaló: "El vertigo
parece asociarse aquí con
la obligación, el compromiso
de vivir, con toda la
responsabilidad que esto
conlleva para el ser".

Hoy, los escritores puertorriqueños
y de diferentes parte del
globo conocemos la obra
de Julio César López a través
del escritor y poeta Alberto
Martínez Marquéz, quien
a través de sus proyectos de
difusión mediática en la red
como El Poeta Invitado
o Letras Salvajes, así como
en la prensa, ha refexionado
sobre la obra de Julio César.

Para celebrar los 30 años de
publicación de "Geografía
del Vértigo", comparto con
ustedes una pequeña muestra
de la prosa poética que contiene
la segunda parte del libro, titulada
"Delirio de hormigas".

Para lo anterior he convocado
a tres amigos:

Angelo Negrón: Confesiones

Awilda Castro: Mis Bolas de Pelos

Mario Antonio Rosa: Sur Para Caminantes


Este pequeño homenaje,
en cada una de sus
ediciones, se estará
distribuyendo en estos
valiosos espacios. Cada
una contará con su propia
introducción y selección.

Espero que lo disfruten,

Carlos Esteban Cana

Pensamientos poéticos
autor Julio César Lopez

#15
Las abejas en enjambre hacia
la morada de la miel.
Los peces en cardumen hacia
la comarca de las sales.
Las estrellas en constelaciones
hacia el recinto de la luz.
Las palomas en bandadas hacia
el techo de la ternura.
Enjambre, cardumen, constelación,
bandada.
Estaciones donde la secreta
solidaridad de la naturaleza renueva
sus ímpetus, adopta sus versiones
y deja sus semillas.

#24
Me consuela pensar que tu amor
deja en mi vida una melodía como
el viento que se queda simulando
entre los árboles el rumor de la
lluvia fugitiva.

#29
¡Qué sociego elocuente muestran
las montañas después de la lluvia!

#38
El sol se despide del día
diseñando en las nubes las más
caprichosas catedrales que la
crueldad nocturna amortaja
clausurando una misa de colores.

#58
La torre y la calle no confligen en
materia poética. ¿Qué dónde debe
estar el creador? Pues, unas veces
en la torre y otras veces en la calle.
¿Acaso no es hombre? No hay
conflicto. El conflicto lo inventan
quienes pretenden estar sólo
en la torre o sólo en la calle.

#62
Hermosa aspiración: heredar
la sonrisa de todos los niños.

#65
Mientras, afuera, la lluvia cae,
siento, por dentro, los ríos que
se me van formando.

#71
¡Qué hermoso espejo forma
la lágrima detenida en tus ojos!

#75
Me dijo: "Te envío la primera
rosa que he dibujado.
Las espinas no van; se quedan
conmigo". ¡Y pensar que yo sólo
podía obsequiarle unas hojitas
de amapola que el silencio
secaba!

#77
Me refugio con frecuencia en las
imágenes que despierta el conjuro
de estas nominaciones para flores
que parecen engarzar aires del
tiempo, fervor religioso, idealización
de la mujer: dama de noche,
amantes del viento, lirio de cala,
vara de San José, Manto de la Virgen.

2 comentarios:

Madam dijo...

Bueno me agradaron especialmente los siguientes: El #24 los recuerdos del amor a través de la naturaleza. Además el olor a lluvia me encanta. El #38 al reflejar el cambio de la luz y los colores a la oscuridad. Le tengo una predilección al sol y sus celebraciones. El #62, es una bendición cuando los niños te sonríen. Son muy intuitivos y buenos jueces de carácter. El #65, me identifiqué, he sentido la represa colmarse por dentro.
Ah y el que no tiene número, las palabras de Carlos Esteban. :)Gracias por compartir estos escritos.

Angelo Negrón dijo...

Comparto el gusto de Madam, en especial por el número veinte y cuatro. Me parece poesía de la más pura que he leído, (si existe, en lo de poesía pura, tal connotación). También me uno al mensaje de Madam en cuanto a las palabras de Carlos Esteban. Agradezco el hecho de que haya escogido este espacio para, no sólo presentarme a Julio César López, sino también para darle tributo a dicho poeta. Un abrazo Carlos; y gracias de nuevo…